Make your own free website on Tripod.com
 

PaleoArgentina - www.paleontologia.deargentina.net.ar

Paleontologia de Argentina te invita a recorrir virtualmente el pasado de nuestro pais, por medio de textos e imagenes de gran calidad, convirtiendose en el sitio mas completo de su tematica en toda America Latina. Gracias por tu visita y cualquier duda comunicate con nosotros por correo electronico: paleontologia@deargentina.net.ar o paleontologiaweb@yahoo.com.ar.

I   Volver Principal   I   Comunicate con nosotros   I     Imprimir esta Pagina   I     Bajar la Pagina en Formato Zip   I

 

Periodo Paleozoico:

La era Paleozoica abarca un lapso de 600 a 245 millones de años antes del presente.

Durante la primera parte de la Era Paleozoica (Cambrico, Ordovícico y Silurico), el continente sudamericano estaba unida a África, Antartida, Australia e India formando la masa continental de Gondwana que estaba separada por el mar del norte América, Europa y Asia, que constituían bloques continentales independientes, ubicados en la franja ecuatorial. En este momento la Republica Argentina probablemente haya estado cubierta casi por completo por las aguas. En el Devonico, America del norte y Europa se unieron en un único bloque llamado Euroamérica e iniciaron una lenta deriva hacia Gondwana, con la cual comenzó a funcionarse en el Carbonífero. Gondwana en ese momento se encontraba ubicada sobre el polo de rotación con lo cual una gran parte de las tierras estaban cubiertas por gruesos mantos de hielo. Durante el Carbonífero las condiciones climáticas eran muy cálidas y húmedas. El sustrato estaba permanentemente anegado y abundaban los pantanos. En el periodo Permico, Euroamerica se fusiono finalmente con Gondwana, formando el supercontinente Pangea. Recién a fines de este periodo, los anfibios y reptiles que se habían originado en Euroamerica en el carbonífero comenzaron a dispersarse hacia Gondwana. Si bien la mayoría de los organismos experimentaron grandes radiaciones adaptativas durante este periodo, hacia fines del mismo se produce la gran primera extinción masiva. La vida marina experimento una crisis con la extinción gradual de Trilobites, Fitoplancton, Braquiópodos, Nautiloideos, Briozoos, Cnidarios y Equidermos. Sin embargo en los continentes las condiciones climáticas eran favorables para el desarrollo de vida mas compleja.

Fotos e Ilustraciones del Paleozoico: Aquí 

Megarachne servinei.

Arácnidos. Una de las localidades gondwanicas mas importantes del mundo, lo conforman los afloramientos geológicos de "Bajo Veliz", la cual se halla emplazada en el sector noroeste de la Sierra Grande de San Luis y ocupa una angosta depresión de más de 12 kilómetros, surcada de sur a norte por el Arroyo Cautana. Se encuentran excelentes y abundantes restos fósiles de vegetales (las impresiones se refieren a hojas, tallos, fructificaciones y semillas platispérmicas con buen grado de preservación) y con frecuencia restos fósiles de insectos y de arácnidos en muy buen estado de conservación, como el fósil de araña gigante, Megarachne servineiuna pieza única  en el mundo. Con la aparición de arácnidos fósiles, juntamente con la paleoentomofauna y la peoflora resulta un hecho altamente auspicioso desde los puntos de vista paleontológico y bioestratigráfico. Volviendo a Megarachne, se trataba de un arácnido de unos 70 centímetros de envergadura y con un peso probable de unos 1500 gramos.  Su aspecto en vida era similar a las conocidas tarántulas. Su alimentación consistía principalmente de pequeños vertebrados, como anfibios, reptiles y peces. se trataba de un artropodo, por lo cual, poseia unas cuatro pares de patas ambulatorias, apéndices en la cabeza dotados de quelíceros y glándulas venenosas, y órganos reproductores especializados situados en los segundos apéndices del macho. Suelen hacer mucho uso de la seda que producen. Al igual que otras especies de arácnidos, Megarachne fue una arañas terrestre. En la actualidad los arácnidos son muy pequeños y pocas veces pasan los 2 centímetros de envergadura, mientras que la mas grande de todas apenas llega a los 9 centímetros.

Anthoichnites cabanasi.

Se trata de un antiguo Equinodermo, nombre común de unas 6.000 especies vivas que constituyen un filo de animales marinos, como la estrella de mar, la ofiura, el erizo de mar, el dólar de arena o galleta del mar y los pepinos de mar (cohombros o pepinillos del mar). Superficialmente suelen presentar una simetría radial de cinco lados y por lo general tienen unas patas tubulares. El nombre del filo hace referencia a su cubierta espinosa.Las fases larvarias de este grupo altamente modificado son bastante similares a las de los enteropneustos, lo que sugiere una relación con los cordados. No obstante, durante su desarrollo posterior, el lado izquierdo del cuerpo crece a expensas del derecho y los adultos son diferentes a todos los demás animales.Un equinodermo típico, como la estrella de mar, tiene la boca rodeada por cinco brazos con diminutas patas tubulares o ambulacrales flexibles que el animal utiliza para sujetarse y moverse. Estas patas están sustentadas por un complejo sistema hidráulico basado en el agua de mar. Algunos equinodermos, en especial las ofiuras, se arrastran o nadan moviendo los brazos. A menudo, como ocurre entre los erizos de mar, tienen hileras de patas tubulares a lo largo de la superficie corporal y carecen de brazos. Las espinas están bien desarrolladas en los erizos de mar. El esqueleto, compuesto de carbonato de calcio, puede representar una proporción significativa del cuerpo o, como ocurre en algunos pepinos de mar, puede estar muy reducido. El registro fósil muestra que el patrón de simetría pentagonal es una adquisición evolutiva tardía y las desviaciones del mismo son frecuentes. Estos animales tienen un aparato digestivo bien desarrollado, pero su sistema nervioso y su aparato circulatorio son sencillos. Los equinodermos se mueven con lentitud y carecen de pautas complejas de conducta.Los equinodermos son comunes en los fondos oceánicos a cualquier profundidad; en los mares profundos por lo general constituyen la mayor parte de la materia orgánica viviente. Pueden ser herbívoros (la mayoría de los erizos de mar), alimentarse de pequeñas partículas (muchas ofiuras), o depredadores (la mayoría de las estrellas de mar). Las estrellas de mar y otras pocas especies constituyen plagas, sobre todo en los lechos de ostras. Los pepinos y erizos de mar son comestibles.

Glossopteris damudica.

Nombre común de unas 700 especies de equinodermos que tienen una cubierta esférica rígida, formada por placas óseas encajadas entre sí. Se mueven mediante espinas móviles cortas o largas. La boca se encuentra en un polo de la esfera y el ano en el polo opuesto. Dispersos por la superficie de la cubierta hay cuerpos microscópicos en forma de botón llamados esferidios, que se cree que son órganos del equilibrio; entre las espinas hay pequeños órganos en forma de pinza llamados pedicelarios, que son empleados para la limpieza y la defensa. Los erizos de mar tienen además un complicado aparato masticador llamado linterna de Aristóteles, formado por cinco mandíbulas convergentes y placas óseas accesorias. Los erizos de mar se alimentan de diversos tipos de materia orgánica, incluso de plantas, animales pequeños y productos de desecho. Algunas especies carecen de mandíbulas y se entierran en la arena o el barro en busca de alimento. Ciertas especies son venenosas y algunas se comen en el este de Asia y en Sudamérica. Los erizos de mar primitivos carecen de branquias alrededor de la boca, mientras que otros sí las tienen. Se han descubierto una gran cantidad de ejemplares en un estado de fosilización excepcional en los afloramientos geológicos del Permico inferior de la localidad fosilífera de Bajo La Loena, Provincia de Santa cruz.

Lituites s.p

Fueron los depredadores de mayor tamaño en los mares del ordovícico, hace 450 millones de años. Se encuentra en las aguas tropicales entre los océanos Índico y Pacífico. A diferencia de otros moluscos cefalópodos, como el pulpo o el calamar, el nautilo tiene unos ojos simples, sin cristalino. También, en lugar de un par, tienen dos pares de branquias y hasta 90 tentáculos dispuestos en dos círculos alrededor de la boca. Pero por lo que más se caracterizan es por su envoltura o concha lisa y enrollada, de hasta 28 cm de diámetro. Está forrada con nácar y dividida en una serie de compartimentos progresivamente mayores, el último de los cuales les sirve de vivienda. Las paredes (septos) que forman las cámaras están perforadas por un tubo (sifón) que está unido al animal. El intercambio de líquidos y gases que se produce a través de sus paredes, permite al nautilo regular la posición hidrostática. Parece que el nautilo descansa durante el día en el fondo del océano a unos 600 m de profundidad. Por la noche nada por los alrededores forzando la salida de agua a través de una especie de embudo primitivo que posee para este fin y se alimenta de diatomeas, quisquillas y algas. Cuando se está alimentando mantiene sus tentáculos extendidos para atrapar todo lo que se acerque a ellos. Los tentáculos son pequeños, contráctiles y adhesivos, pero no tienen ventosas. Se conoce poco acerca del comportamiento y el ciclo de vida de este molusco.

Crinoideo de pentagrinus.

Lirio de mar (invertebrado), nombre común de un equinodermo que vive sobre todo en los mares tropicales. Tiene el cuerpo en forma de disco cubierto de placas óseas y brazos plumosos que se extienden hacia arriba desde el cuerpo formando una copa. Tanto la boca como el ano del animal se encuentran en la cara superior del disco corporal. En la cara inferior de éste hay un tallo o pedúnculo con el que el animal se fija al fondo marino. Algunos lirios de mar lo pierden al alcanzar la madurez y usan los brazos para nadar o arrastrarse por el fondo del mar. Las formas que permanecen fijas al fondo durante toda su vida viven sobre todo en aguas profundas. Los lirios de mar tienen colores brillantes.Los lirios de mar suelen considerarse la forma más primitiva de los equinodermos. En la actualidad sólo sobreviven unos pocos centenares de especies, pero se han encontrando miles de fósiles, en especial en las calizas originadas durante el paleozoico.

Belemnites.

Belemnites, grupo extinguido de moluscos cefalópodos emparentados con la sepia. Aunque en el carbonífero (hace unos 345 millones de años) surgieron animales parecidos, los verdaderos belemnites no empezaron a ser abundantes hasta el principio del jurásico (hace 195 millones de años). Todos los belemnites se extinguieron al final del cretácico (hace 65 millones de años). Vivían en el mar, agrupados en bancos y alimentándose de otros animales suficientemente pequeños para poder ser capturados y dominados por ellos.El cuerpo del belemnites tenía forma de torpedo rematado en una cabeza grande y con brazos fuertes provistos de ganchos para sujetar a las presas. Como todos los cefalópodos, los belemnites se mueven a reacción, emitiendo un chorro de líquido. Al igual que el calamar y la jibia, podían librarse de sus depredadores (tiburones e ictiosaurios) lanzando tinta para ocultarse mientras huían a un escondite seguro; esto se sabe porque algunos fósiles excepcionalmente bien conservados tienen los restos del saco de tinta.Los belemnnites tenían una concha dividida en cámaras y llena de gas, llamada fragmocono. Esto les permitía flotar entre dos aguas, de forma parecida a los ammonites, con los que compartieron los mares de la antigüedad. Pero la concha de los belemnites se diferencia de la de los ammonites por la estructura interna, totalmente recubierta de piel y músculo.Además del fragmocono, la concha de los belemnites tenía una estructura sólida de forma de bala llamada rostro, que solía encerrar parte del fragmocono y estaba dispuesta en la parte posterior del animal. Como estaba formado por un fragmento sólido de calcita, el rostro se fosilizaba fácilmente y es ahora el resto más común de belemnites. Antiguamente se llamaba ‘rayo del diablo’, pues se creía que se formaba cuando un relámpago alcanzaba el suelo.Se piensa que el rostro evolucionó como contrapeso de la voluminosa cabeza y los brazos, que ocupan el extremo opuesto del fragmocono. Además, las acanaladuras de los lados del rostro pueden indicar que el belemnites tenía aletas, quizá utilizadas como instrumento de elevación, dirección y freno. Los rostros de los belemnites del jurásico tienen una forma característica de cono o de cigarro. Durante el cretácico muchos adoptaron una forma más parecida a una lágrima, como en Actinocamax, común en las cretas de Gran Bretaña y el resto de Europa. El belemnites del cretácico Duvalia tenía un rostro aplanado por dos lados, parecido a una hoja de cuchillo.

Notopeltis orthometopa.

Trilobites. Nombre común de una clase de artrópodos marinos extintos. Medían desde unos pocos milímetros hasta casi 65 cm de largo, aunque la mayoría de las especies tenía entre 3 y 7 centímetros. Vivieron durante el paleozoico (iniciado hace 570 millones de años y finalizado hace 245 millones de años), predominando en la primera parte de esa era. Su nombre se debe a la disposición de su exoesqueleto o caparazón externo en tres lóbulos. El exoesqueleto, la parte del organismo mejor conservada, estaba constituido por una sustancia dura llamada quitina, que cubría el dorso del animal.  Los trilobites tenían dos ojos compuestos que, en algunas especies, presentaban unas lentes muy comprimidas y podrían haber servido como dispositivo de alarma sensible a la luz para detectar el movimiento. En otras especies los ojos tenían un menor número de lentes, aunque más complejas, que quizá eran capaces de formar imágenes y percibir la profundidad. Estos invertebrados vivían en vertientes y plataformas alrededor de los márgenes continentales y en los mares poco profundos que cubrían áreas del planeta que hoy son masas de tierra. La mayoría habitaban en el fondo, aunque algunos podrían haber flotado o nadado: por ejemplo, aquellos que poseían unos ojos muy grandes con un campo de visión amplio, como Carolinites, podrían haber sido nadadores que habitaban en aguas de superficie. Otros, con los ojos reducidos o sin ellos, preferirían las aguas más profundas y oscuras. Muchos de ellos, como Olenellus, horadaban el fondo del mar para protegerse y buscar alimento. Los trilobites emplearon una gran variedad de estrategias de alimentación. Muchos surcaban el fango del fondo de los mares y océanos ingiriendo los sedimentos para filtrar la materia orgánica. Otros fueron depredadores o carroñeros. La mayoría podía adoptar una posición defensiva enrollándose sobre sí mismos, de modo que sólo estuviera expuesto el exoesqueleto. Los restos fósiles de trilobites son útiles porque ayudan a los científicos a desarrollar las escalas de tiempo relativas de los ecosistemas marinos primitivos. Ya que estos animales evolucionaron muy rápido y estaban ampliamente distribuidos, se pueden comparar los fósiles encontrados en las distintas capas de roca de diferentes regiones para estimar la edad relativa de las rocas. En este aspecto, los fósiles de trilobites son sobre todo útiles para desarrollar las escalas temporales de la era paleozoica inferior. En la Republica Argentina, se pueden hallar fósiles de Trilobites del Cambrico en rocas de la Provincia de San Juan y Mendoza (Cerro Martillo) pero también se han descubierto fósiles bien preservado y de gran tamaño en la Provincia de Salta. Algunas especies bien registradas en el Cambrico Argentino son: Mendospidella digesta, Zacanthoides ferula, Chilometopus parabolicus, Asperocare argentinum, Glossopleura, Prometeoraspis, Williamsinaornata y Talbotinella communis.

Thysanopyge argentina.

Trilobites de gran tamaño que vivió durante el Ordovícico de la Formación Acoste y Pascha en la Provincia de Salta. La antigüedad de los presentes sedimentos corresponden a una antigüedad aproximadamente los 450 millones de años. Como ya hemos citado la descripción general del presente organismo, no desarrollaremos mas información al respecto, aconsejando leer mas arriba. 


Trazas fósiles de la Paleozoica.

 

 Pioneros | Divulgación | Instituciones | Bibliografía | Turismo | Sitios Web El origen | Grupo Web Boletin | Links | Precámbrico Paleozoico | Triasico | Jurasico | Cretácico | Paleoceno | Eoceno | Oligoceno | Mioceno Plioceno | Pleistoceno | Holoceno | Internacional | Glosario | Antártida | Congresos | Preguntas | Resúmenes | Estampillas | Galería | Correo Web | Ley | Servicios Hemeroteca Noticias I Encuestas

Copyright © 2001-2004. Paleontologia de Argentina Web Site - Mariano Magnussen Saffer. Todos los derechos reservados  .