Make your own free website on Tripod.com
 

PaleoArgentina - www.paleontologia.deargentina.net.ar

Paleontologia de Argentina te invita a recorrir virtualmente el pasado de nuestro pais, por medio de textos e imagenes de gran calidad, convirtiendose en el sitio mas completo de su tematica en toda America Latina. Gracias por tu visita y cualquier duda comunicate con nosotros por correo electronico: paleontologia@deargentina.net.ar o paleontologiaweb@yahoo.com.ar.

I   Volver Principal   I   Comunicate con nosotros   I     Imprimir esta Pagina   I     Bajar la Pagina en Formato Zip   I

 

Periodo Oligoceno:

Se encuentra representado en la Republica Argentina solo por dos edades y comprenden de 35 a 24 millones de años antes del presente.

La edad "Tinguiririquense", cuyos sedimentos fueron depositados entre un lapso intermedio del Eoceno y el Oligoceno, comprenden de una antigüedad de 36 a 31,5 millones de años. La segunda edad es "Deseadense", en el cual desaparecieron una cantidad considerable de mamíferos típicos de la región patagonica, la cual pudo ser causada por el notable descenso del nivel marítimo, calculados en unos 130 metros aproximadamente. Para entonces el clima era templado, incluso en las tierras mas australes del continente. La presencia de numerosos troncos silificados e improntas de vegetales ponen en manifiesto la presencia de grandes bosques sub-tropicales. Esta edad comprende entre los 29 y 24,5 millones de años. Aparte de los afloramientos de patagonia, se observan otros menos espectaculares en las Provincias de Mendoza y Corrientes. A comienzos del Oligoceno las condiciones climáticas se determinaron ostensiblemente. El clima era templado y de vegetación estaba constituida por sabanas arboladas y gramíneas. A mediados de este periodo los Andes centrales se elevaron formando verdadero cordón montañoso con gran actividad volcánica. Simultáneamente se produce un brusco descenso en el nivel del mar, lo que debió exponer gran parte de la plataforma continental. A raíz de esto comienza a desarrollarse una leve deriva entre Tierra del Fuego y la Península Antártica que lleva la apertura del Pasaje de Drake. A fines del Oligoceno el clima vuelve hacer cálido, y las aguas oceánicas profundas y superficiales vuelven a calentarse. Las condiciones en el continente eran benignas y las floras estaban representadas por bosques, sabanas arboladas y extensos pastizales. La plataforma continental estaba cubierta por un mar relativamente somero y de aguas templadas.

Fotos e Ilustraciones del Oligoceno: Aquí

 

Pachyrukhos mayoni.

Mamífero. Fue un pequeño mamífero común en la patagonia a finales del Oligoceno y principios del Mioceno, es decir, hace 25 millones de años atrás. Presenta morfología similar a los roedores y media unos 30 centímetros de largo. Tenia una cola muy corta y extremidades delanteras cortas a comparación de las traseras. Su cráneo era ancho y tosco por la nuca y se achicaba hacia los nasales. Poseía mandíbulas fuertes, las cuales estaban adaptadas para vegetales muy duros. Bulas timpánicas bien desarrolladas, lo que podría señalar orejas finas y largas. Cuencas oculares algo grades señalando hábitos crepusculares o nocturnos.

Pyrotherium romeroi.

Mamífero. Tenia unos 3 metros de largo y pesaría una tonelada y media. Su nombre significa "Bestia de fuego" ya que los primeros restos hallados por Florentino Ameghino en 1889, provenían de depósitos sedimentarios de origen volcánicos. Algunos mamíferos fósiles de Sudamérica eran extraños, pues, evolucionaron aislados del resto de los continentes. Pyrotherium se veía como un elefante primitivo en algunos aspectos, pero poseía características propias muy llamativas. Tenia patas muy fuertes para soportar el enorme peso de su cuerpo. Su cabeza estaba dotada de una trompa y sus mandíbulas estaban acompañadas por seis colmillos, no dos como los elefantes modernos o como algunas formas fósiles. Eran cortos y en forma de cincel, los cuales eran utilizados para excavar la tierra en busca de raíces y bulbos.

Cladosictis lustratus.

Mamífero. Fue un carnívoro marsupial con aspecto de coipo (falsa nutria) por su forma y pequeño tamaño, con un cuerpo largo y extremidades relativamente cortas, con un tamaño de la cabeza a la cola de 80 centímetros. La hembra daba a luz a pequeños embriones, los cuales terminaban su desarrollo en una bolsa materna externa. Se alimentaba de peces, ranas, reptiles y mamíferos pequeños. Los dientes comprendían de incisivos en la parte anterior, para sujetar las presas. Los caninos puntiagudos para matar y molares y premolares carniceros. La formula dentaria de este extraño marsupial hace acordar a las de los mamíferos placentarios.

Proborhyaena gigantea.                                                                     

Mamífero. Era parecido a un oso, con las patas planas. Fue un marsupial carnívoro del tamaño de un lobo, de 1,5 metros de longitud. Eran depredadores muy importantes durante el Oligoceno de la patagonia Argentina, los cuales se alimentaba de mamíferos notoungulados. Las patas cortas señalan que no era un animal corredor, pero seguro que asechaba a sus victimas en los antiguos bosques que existían hace 30 millones de años en los actuales desiertos de la provincia de Chubut.

Hapalops longicers.

Mamífero. A finales del Oligoceno, hace 24 millones de años, los Xenarthros estaban bien representados y adaptados en América del sur, el cual, en el Mioceno se encontraba geográficamente bien distribuido por la actual patagonia Argentina. Era de tamaño chico, media hasta un metro de largo, a diferencia de sus gigantescos parientes del Pleistoceno que superaban los cuatro metros de altura. Tenia garras muy desarrolladas y curvas (una característica común entre los mamíferos edentados) seguro debe haberse visto desplazarse sobre sus nudillos anteriores. Es muy probable que pasara la mayor parte de su tiempo en las copas de los árboles, sujetándose de sus garras y alimentándose de frutos suculentos en los tupidos bosques sub tropicales del Oligoceno. Como todos los edentados, Hapalops tenia pocos dientes y sin esmalte. Sus mandíbulas solo tenían cuatro pares de dientes.

Peltephilus pumilus.

Mamífero. Fue un "Dasipodido" (peludos y mulitas). Tenia una coraza formada por placas óseas, las cuales avían evolucionado de placas térmicas, formando un caparazón recubierto de cornea y con bandas móviles, lo que le brindaba movimientos rápidos. Peltephilus, poseía en en el hocico un par de cuernos largos, que en vida se encontraban recubiertos por piel y tejido corneo, lo que facilitaba su utilización en momentos de defenderse de sus depredadores. Algunos científicos sostienen que este animalito que tenia unos 60 centímetros de largo, tal vez poseía otro par de pequeños cuernos córneos en el hocico. Con respecto a otros "edentados", Peltephilus tenia unos dientes gruesos y largos, muy parecidos a caninos, lo que podría indicar que era un animal carnívoro o carroñero.

Pontoplanodes.

Mamífero Marino.  Es un Odontoceto, es decir, se trata de un Cetáceo con dientes como el Cachalote y el Delfín, encontrados en sedimentos de origen marino depositados durante el Oligoceno inferior de Patagonia. El mismo comprende de un cráneo muy pequeño y rostro extremadamente delgado y alargado, el cual guarda un parecido muy particular con el Delfín del Ganges, de la costa India. Presenta ramas mandibulares soldadas en casi todo su largor, formando un hueso largo y angosto. El origen de los Cetáceos es un misterio, ya que aparecen súbitamente en la base del terciario sin mucha evidencia fósil de sus antecesores, aunque en los últimos años se han hallado en distintas partes del mundo, restos de Ballenas y Delfines con rastros de patas traseras, las cuales, evidencian un antecesor continental y de hábitos carniceros. En el examen de su aparato dentario, muestra numerosos dientes simples y cónicos, como los reptiles y su cráneo demuestra cierto parecido a estos animales. Sufrieron la modificación de sus miembros anteriores, pasando de fuertes brazos a aletas especializadas para grandes impulsos y la adaptación de todos los órganos para el medio acuático.

Riboron limbatus.

Mamífero Acuático. Se trata de un vertebrado excepcionalmente llamativo, representante de los Sirenios o Lamantines. Por su aparato dentario se acercan al de los Notoungulados, pero su estructura esqueletaría es muy distinta a cualquier otro mamífero conocido. Se conocen restos fósiles en el Eoceno de Europa y África. Sus orígenes aun son un enigma. En la Argentina se han encontrado un genero extinguido hallado en sedimentos del Oligoceno medio. Lleva el nombre de Ribodon y su mayor parecido es con el genero viviente Manatus, el cual vive en las desembocaduras de ríos de África occidental y América oriental, y en la costa marítima oriental en Sudamérica. Los Lamantiles no se alejan de la zona litoral. La presencia de los mismos en las opuestas orillas del atlántico, indica claramente que pasaron de África a Sudamérica emigrando a lo lardo de la costa desaparecida, por sobre la cual pasaron los mamíferos terrestres, por el puente Oligocenio.

Carcharodon megalodon.

Selaceo. Se trata de un enorme tiburón prehistórico que habito en los antiguos mares del territorio Argentina y distintas partes del mundo. Poseían un esqueleto cartilaginoso, el cual rara vez se preserva, pudiendo agregar que los hallazgos de este tipo de estructura se pueden contar con los dedos de las manos. La única parte del esqueleto que podemos hallar perfectamente preservado, son los dientes con esmalte, los cuales varían desde 2 a 15 centímetros. Su raro esqueleto se distinguen claramente del gran número de especies de peces teleósteos (óseos) por su esqueleto cartilaginoso. Los tiburones son peces versátiles y tienen sentidos muy agudos; muchas de sus especies son capaces de cazar y devorar a casi cualquier otro animal marino, tanto en mares profundos como en mares poco profundos. Estos dos rasgos explican su larga historia evolutiva; muchas de las especies de tiburones de nuestros días son muy similares a especies que nadaban en los mares del cretácico, hace más de 100 millones de años. Su alimentación estaba constituida por grandes reptiles marinos de la época, peces y mamíferos marinos primitivos. Un sitio muy conocido en nuestro país donde se han hallado restos dentarios de la especie, es Cerro Gualicho en la Provincia de Rió Negro.

Archeogeryon fuegianus.

Crustáceo. Se trata un un a especie de cangrejo marino muy abundante en el registro fosilífero, aunque generalmente solo se hallan pequeños fragmentos, y rara vez formas completas. Estos vivían en los antiguos mares que se hallaban sobre los actuales sedimentos de Patagonia.  Poseen un cuerpo similar a las especies vivientes, formado por reducción del abdomen y el ensanchamiento y aumento de tamaño de la parte anterior (delantera) del cuerpo. El abdomen sirve como bolsa de cría para los huevos, que en el hembra es mas notorio por su tamaño. El cuerpo está más o menos cubierto por un caparazón quitinoso, con una cubierta cerúlea. El cuerpo segmentado del cangrejo tiene varios pares de apéndices, de los cuales cinco suelen servir para la locomoción y dos hacen las veces de antenas sensoriales. Las patas delanteras estaban equipadas con pinzas que le servían para alimentarse, defenderse y realizar exhibiciones rituales de apareamiento. Los cangrejos son capaces de tolerar cambios en su medio ambiente, los que les permite prosperar en hábitats muy hostiles, por ello se lo considera junto a los artrópodos como formas exitosas y primitivas.  Sus hábitos alimentarios son variados. Algunos fósiles de Archeogeryon fueron hallados muy completos recientemente en los afloramientos geológicos del Oligoceno de Península de Valdes en la Provincia de Chubut, como así también en sedimentos de Caleta Olivia en la Provincia de Santa Cruz.

Otros Vertebrados del Oligoceno Argentino: Mamíferos: Caluromys, Glironia, Orophodon, Adelphomys, Stichomys, Scotagumys, Adianthus, Proadianthus, Proterotherium, Thoatherium, Pseudostylops, Argyrohippus, Scarritia, Leontinia, Nesodon, Interatherium, Cochilius, Trachyterus, Prosqualodon, Argyrocetus, Diochotichus, y Proedrium. Aves: Paraptenodytes antarticus. Peces: Myliobatis sp., Isurus sp., Lamna sp., Odontaspis sp., Hemipristis sp., Galeocerdo sp.,Carcharodón sp.
 

 Pioneros | Divulgación | Instituciones | Bibliografía | Turismo | Sitios Web El origen | Grupo Web Boletin | Links | Precámbrico Paleozoico | Triasico | Jurasico | Cretácico | Paleoceno | Eoceno | Oligoceno | Mioceno Plioceno | Pleistoceno | Holoceno | Internacional | Glosario | Antártida | Congresos | Preguntas | Resúmenes | Estampillas | Galería | Correo Web | Ley | Servicios Hemeroteca Noticias I Encuestas

Copyright © 2001-2004. Paleontologia de Argentina Web Site - Mariano Magnussen Saffer. Todos los derechos reservados  .