Make your own free website on Tripod.com
 

PaleoArgentina - www.paleontologia.deargentina.net.ar

Paleontologia de Argentina te invita a recorrir virtualmente el pasado de nuestro pais, por medio de textos e imagenes de gran calidad, convirtiendose en el sitio mas completo de su tematica en toda America Latina. Gracias por tu visita y cualquier duda comunicate con nosotros por correo electronico: paleontologia@deargentina.net.ar o paleontologiaweb@yahoo.com.ar.

I   Volver Principal   I   Comunicate con nosotros   I     Imprimir esta Pagina   I     Bajar la Pagina en Formato Zip   I

 

Periodo Jurasico:

El periodo Jurasico abarca un lapso de 208  a 144 millones de años antes del presenta, cuyos afloramientos geológicos son los mas escasos comparados a los otros periodos de la Era Mesozoica, pero a su vez son los mas significativos. 

Con respecto al registro fosilífero de los grandes saurios del Jurasico, corresponden en su mayoría a los hallazgos realizados en la región Patagónica, por medio de enormes restos óseos correspondientes a Sauropodos. Así mismo se han realizado notables descubrimientos de huellas fósiles en areniscas del Jurasico medio de la Provincia de Santa Cruz, pertenecientes a pequeños Dinosaurios que vivían en zonas semiáridas. La antigüedad real de estos vestigios en nuestro país corresponden principalmente al Jurasico medio, lo que confiere una especial significación para evaluar la etapa evolutiva previa a los bien conocidos Dinosaurios de otros continentes. El sitio mejor conocido por el hallazgo de grandes vertebrados corresponden a los yacimientos fosilíferos del Cerro Cóndor, no muy lejos de Paso de los Indios en la Provincia de Santa Cruz. Los estudios realizados de la paleogeografia sugiere que antes del Jurasico medio se había separado el único supercontinente de Pangea, fragmentándose en dos enormes islas. Al norte se encontraba Laurasia conformada por América del norte, Europa y Asia. Al sur se hallaba Gondwana la que reunía a América del sur, India, África, Australia y Antartida. A su vez, estos dos supercontinentes se hallaban separados por el mar de Tethys. Otro sitio Jurasico muy importante para Argentina la conforma la formación Los Lagaccitos en la Provincia de San Luis donde se han hallados los primeros restos de reptiles voladores en sedimentos pertenecientes a un antiguo lago. En la porción continental en la que hoy se encuentra Argentina el vulcanismo era muy intenso, lo que posibilitaba conservación de grandes bosques, debido a esto, la Patagonia central y oriental, incluyendo la plataforma continental fueron cubiertas por cenizas volcánicas y lava. El intenso calor que se acumulo por debajo de la corteza terrestre, producto del magmatismo originado por el choque de las placas, ocasiono que la corteza Gondwanica se debilitara y terminara por fracturarse en diversos bloques. En Patagonia, durante el Jurasico el mar avanzo desde el oeste dando lugar a un mar epicontinental de aguas someras y cálidas, donde abundaban los arrecifes.

Ver Fotos e Ilustraciones del Jurasico:  Aquí

Patagosaurus fariasi.                       

Dinosaurio. Es una especie herbívora de gran talla, alcanzando unos 14 metros de largo y unos 5 metros de alto. Fue un Dinosaurio cuadrúpedo, con extremidades largas y relativamente gráciles, con un fémur mucho mayor que su tibia, lo que indica que se trataba de un animal algo lento y pasivo. Tenia una larga y robusta cola formada por 50 vértebras. Lo interesante del descubrimiento de esta especie, son los significativos restos de varios individuos de distintas etapas de desarrollo. Brinda una importante información anatómica sobre la organización y estructura ósea de estos grandes Sauropodos, revelando un estado evolutivo mas bien especializado, y al mismo tiempo ancestral a Dinosaurios de épocas posteriores. Se alimentaba principalmente de piñas de araucarias y hojas de las copas de los árboles reinantes, a las cuales accedía gracias a su largo cuello y a su vez tenia una mirada privilegiada para controlar todo su entorno por la posible llegada de Dinosaurios depredadores. Su nombre significa "Dinosaurio de la Patagonia" que honra a la familia Faria, en cuyo terreno se hallaron los primeros restos. Jurasico medio de Cerro Cóndor, al norte de Pasos de los Indios, Provincia de Chubut, Argentina. Vivio hace 165 millones de años.

Volkheimeria chubutensis.                          

Dinosaurio. Sauropodo rescatada del Cerro Cóndor de la Provincia de Chubut, de la cual se han rescatado diversas piezas esqueletarías bien preservadas, que corresponden a dos individuos. Se trata de un animal de menor talla que Patagosaurus, de la que se distingue por poseer caracteres en sus vértebras dorsales algo mas primitivas. En tal sentido se observa que las espinas neutrales largas de Patagosaurus presentan cuatro divergentes que no están presentes en Volkheimeria, lo cual indica que la especie aun no había logrado ese tipo de especialización, lo que promovía a que los músculos cubran mayor superficie. Es muy probable que tuviera habitos alimenticios similares al Sauropodo ya mencionado.

Piatnitzkysaurus floresi.        

Dinosaurio. Teropodo y carnívoro, con una marcada disparidad de tamaño entre la extremidad posterior, larga, y el abrazo proporcionalmente corto. Este linaje de Dinosaurios carnívoros, se caracterizo por la disposición bípeda, que es propia de todos los Teropodos, además de sus extremidades delanteras ridículamente cortas. Los restos fósiles determinados para esta especie corresponden a dos ejemplares incompletos obtenidos del Cerro Cóndor, los que indican una talla aproximada a los 5 metros de largo y 2 de alto o algo mas hasta la cabeza, elevada por la posición bípeda. Su cráneo tenia unos 60 centímetros provistos por dientes cónicos y muy filosos, comprimidos lateralmente y lagos recurados. Sus patas tenían tres dedos divergentes, como en algunas aves corredoras actuales. En la misma zona se han hallado restos mal preservados de vértebras y algunos dientes carniceros grandes, indicando la presencia de algunos depredadores de mayor tamaño que los conocidos hasta el momento, cuyos restos aun están en estudio. Estos Dinosaurios carnívoros fueron los depredadores de los Dinosaurios herbívoros hallados en los mismos niveles y que ya hemos mencionado anteriormente. Se piensa que ha medida que crecían, estos carnívoros habrían variado en el tamaño de la presa que atrapaban. Así debió establecerse cierta relación de tamaño entre predador - presa.  Unas de sus adaptaciones consisten e las largas garras de la mano, marcadamente curvas, transversalmente comprimidas y terminadas en una punta lacerante. Vivió hace 165 millones de años. En la fotografía de arriba podemos observar un esqueleto de Piatnizkysaurus floresi, exhibido en el Museo de Ciencias Naturales "Lorenzo Scaglia" de Mar del Plata.       

Sarmientichnus scagliai.

Dinosaurio. Este peculiar Dinosaurio es conocido únicamente por huellas que dejo impresas en el lodo, y hasta el momento no se han encontrado restos óseos atribuidas a esta especie. Fueron descubiertas en la Estancia Laguna Manantiales, al NE de Santa Cruz y corresponden al Jurasico superior, es decir, poseen una antigüedad de 157 millones de años. Si bien no se puede realizar una reconstrucción fidedigna, el autor de las huellas debió tener 1 metro de largo. Una adaptación muy importante de este Dinosaurio bípedo es que solo apoyaba dos dedos del pie, al igual que el avestruz de África. Es muy probable que los hábitos alimenticios de este carnívoro, fuesen algunos Dinosaurios menores y pequeños mamíferos. El significado de sus nombres son honor a Domingo F. Sarmiento y al Técnico Galileo J. Scaglia, el cual fuera director del Museo de Ciencias Naturales de Mar del Plata por 40 años. Durante el Jurasico superior, algunas regiones de Argentina fueron enormes desiertos. Las areniscas corresponden a depósitos eólicos de un gran paleodesierto que cubría esa región y que probablemente continuaba en el oeste de África ya ambos continentes estaban juntos antes de la apertura del Atlántico sur. En los depósitos sedimentarios de patagonia se han encantado un conjunto de huellas de pequeños Dinosaurios y mamíferos Primitivos, las cuales quedaron impresas en un clima bastante árido, con largas estaciones secas seguidas de avenidas de agua que producían desbordes de los ríos.

Pterodaustro guinazui.

Reptil Volador. Fue hallado en la formación Los Lagaccito en la Provincia de San Luis, Argentina. La importancia de este reptil volador es que fue el primero para Sudamérica. Otra de las características es que proviene de sedimentos que hace 120 millones de años se depositaron en el fondo de una laguna, la cual se hallaba en el medio del continente, a diferencia de otros Pterosaurios de Europa y Norteamérica que provenían de sedimentos continentales - marinos. El tamaño de esta especie varia mucho. Se han rescatados ejemplares adultos que superaban los 2,5 metros de envergadura y ejemplares notablemente juveniles de 0,25 metros. Así mismo se pudieron colectar algunas improntas de pisadas de este reptil. La mayor parte de esta colección se encuentra depositada en el Museo de Ciencias Naturales de Mar del Plata junto a restos fósiles de peces hallados en el mismo nivel. Lo mas notable de este animal era su cráneo. La mandíbula inferior poseía entre 300 y 400 dientes en forma de lamina, los cuales podían filtrar microorganismos acuáticos al igual que las ballenas, y su mandíbula superior carecía de estos. Una teoría supone que estos reptiles pudieron tener una piel media rosada al igual que los flamencos, ya que ambos comparten la misma dieta y estos últimos adquirieron este tono por los microbios que atrapa en el agua. Fue el primer reptil volador hallado en el hemisferio sur. 

Notobatrachus degiustoi.

Anuro. Fueron ranas muy parecidos a los que estamos acostumbrados a observar en nuestros jardines. Fueron descubiertos en la Estancias La Matilde a unos 100 kilómetros al sur de Puerto Deseado en el año 1955 y mas tarde en la Laguna Del Molino (gran bajo de San Julián) de la Provincia de Santa Cruz y su antigüedad es de 120 millones de años. Las especies animales del Jurasico inferior y medio de Patagonia, vivieron en un escenario geográfico con abundante vegetación, con algunos bosques de confieras y en áreas bajas, próximas a grandes ríos o cuerpos de agua de la zona, en un clima con aparente variación estacional. En esa época ocurrieron en Patagonia numerosos episodios volcánicos que han producido la formación de amplios depósitos de rocas eruptivas que se aprecian en toda amplitud en la Provincia de Chubut y Santa Cruz. Por ello es probable que las comunidades animales de esta región hayan sido diezmadas en varias ocasiones y en distintos momentos de su existencia. La características de los sedimentos en general y en la forma en que se encuentran los restos fósiles, hace pensar que ocurrió una mortandad de distintas especies y que fueron transportados y acumulados por una fuerte corriente de agua y lodo fino, eventualmente tras un fenómeno volcánico de magnitud. Hasta ahora se trata de la colección de ranas fósiles mas completas y antiguas del mundo.

Asfaltomylos patagónico.

Era un pequeño animal del tamaño de un roedor, hallado por el  Museo Paleontológico Egidio Feruglio, de Trelew, se desenterró a siete kilómetros al oeste del pueblo de Cerro Cóndor, Chubut, los restos de la mandíbula de este diminuto animal que vivio durante el Jurasico, convirtiéndose en el primer mamífero jurasico de Sudamérica. Nuestro entendimiento de la evolución de los mamíferos de la era Mesozoica, se basa casi exclusivamente en fósiles del hemisferio norte; por lo tanto, todo nuevo hallazgo en el hemisferio sur frecuentemente resulta en sorpresas. Esta vez, la sorpresa reside en los tres molares de la mandíbula del Asfaltomylos que presentan una estructura mucho más moderna que la de sus contemporáneos (mamíferos y reptiles) del hemisferio norte. El hallazgo brinda sustento a la teoría que afirma que "los mamíferos del hemisferio sur representan una línea evolutiva independiente de la evolución de los mamíferos modernos en el hemisferio norte", no sería entonces un ancestro de los mamíferos modernos, sino de los monotremas, una primitiva familia de mamíferos, como el equidna, cuya peculiaridad es que sus integrantes ponen huevos. "Esta es una contribución relevante en lo que hace a la información de la distribución mundial de los primitivos mamíferos. Al permitir desmenuzar la comida, podían comer no sólo insectos sino también plantas." Lo curioso es que estas cualidades dentarias sólo fueron alcanzadas por los mamíferos del hemisferio norte cuarenta millones de años después.

Teleósteos.

Peces. Descubiertos en las proximidades de Cerro Cóndor en el Rió Chubut, Argentina. Hubo una gran actividad volcánica durante el Jurasico, donde se pueden hallar miles de fósiles de peces Teleósteos fosilizados que vivieron en un antiguo lago, los cuales repentinamente quedaron sepultados por varias toneladas de cenizas volcánicas que cayeron al agua. Las improntas perfectamente conservadas de estos animales permiten comprobar las similitudes que poseen con las formas actuales, a pesar de un intervalo de 150 millones de años que han transcurrido desde que murieron en estas regiones de Patagonia. Aparentemente estas formas de peces fueron tan exitosas en su poder adaptativo en el medio ambiente que no tuvieron que codificar su biología a lo largo de varios millones de años hasta la actualidad, manteniendo la estabilidad de sus genes, preservando  formas y tamaños a pesar de las miles de generaciones que pasaron por este tiempo.

Caypullisaurus.

Reptil Marino. Los últimos Ictiosaurios fueron muy grades, algunos como ballenas. Unos de ellos fue hallado en la Provincia de Chubut.  Mide mas de 8 metros de largo y se encuentra exhibido en la sala del departamento de Paleontología de vertebrados del Museo Argentino de Ciencias Naturales de Buenos Aires, aunque también existían formas que no superaban el metro. Esta especie en particular fue un reptil marino y guarda cierta semejanza con los delfines, pues a pesar de los millones de años que separan a estas especies, ambas cubrían el mismo nicho ecológico, y es probable que este magnifico animal se halla alimentado de otros reptiles como los Plesiosaurios, peces y dinosaurios que se aventuraban a las playas de marea baja. Sus aletas traseras eran considerablemente mas pequeñas que las delanteras. Los huesos de la mayor parte de la aleta delantera se derivan de los huesos normales de dedos que se han encontrado en todos los vertebrados terrestres, pero en ellos hay muchos mas. Mientras normalmente un vertebrado terrestre tiene de 3 a 4 falanges por dedos, algunos Ictiosaurios tenían de 20 a 25 falanges. Se extinguió al final del Cretácico. Si bien la Patagonia Argentina tiene algo mas de un centenar de sitios donde se han hallado este tipo de reptil marino, recientemente se han descubierto formas nuevas en sedimentos de la Quebrada de Romoredo al sur de la Provincia de Mendoza.

Ophtalmosahurus s.p

Reptil Marino. Fueron enormes reptiles del tipo PIctiosaurios, que se alimentaban de peces y anmonites durante el Jurasico inferior y en el Cretácico, periodo donde desaparece sus restos fósiles en los depósitos sedimentarios marinos - continentales. Poseían una cabeza muy pequeña a comparación de su cuerpo, cuyas mandíbulas estaban provistas de afilados dientes y rodeado de fuerte musculatura. Su cuello tenia entre 30 y 35 vértebras, a diferencia de las habituales 7 u 8 que poseen los demás reptiles. Tenia patas largas y anchas en forma de remo que le eran propias para nadar a gran velocidad. Las aletas delanteras se movían de arriba hacia abajo como si estuviera volando, mientras las traseras eran utilizadas para orientar los movimientos. Su aleta caudal heterocerca invertida (una aleta de la cola mas corta que la otra), debido a que la columna vertebral esta dirigida hacia abajo. Algunos restos de estos enormes Plesiosaurios fueron hallados en el Cerro Lorena y en el Lago Pellegrini en el norte de la Patagonia Argentina, y restos mas nuevos pertenecientes al Cretácico fueron recuperados en el Bajo de Santa Rosa, en la región de las salinas ubicado a unos 100 kilómetros al Sudoeste de la localidad de Choele Choel en la Provincia de Rió Negro.

Anmonites.

Cefalópodo. Son unos de los fósiles mas populares de Patagonia. Se tratan de moluscos marinos evolucionados de conchilla univalva constituida por cámaras. En vida se los podían ver sobresaliendo de sus corazas y se parecían a los pulpos, con largos tentáculos que posibilitaban sus movimientos y obtener su comida. Los había de todos los tamaños y formas, desde muy pequeños hasta de 2 metros de diámetros. Eran muy abundantes al igual que los peces y seguro que fueron el alimento principal de los grandes reptiles marinos como los Plesiosaurios o los Ictiosaurios. A pesar de su abundancia se extinguieron durante el final del Cretácico, hace 65 millones de años.

Bosques Fosilizados.

Paleobotanica. Durante el jurasico gran parte de Patagonia fue afectada por la actividad volcánica, con resultados dramáticos para los vegetales de la región, sobre todo los árboles. El Bosque Petrificado se encuentra en la localidad fosilífera del Cerro Madre e Hija en la Provincia de Santa Cruz, Argentina. Es considerado una maravilla natural y sin dudas es el bosque fosilizado mas grande el mundo, no solo por la superficie que abarca, sino también por los enormes árboles que se encuentran preservados allí. Algunos de los trocos que se pueden observar in-situ tienen un espesor de 2,5 metros en la base y unos 100 metros de largo. Toda esta área, estuvo poblada de enormes confieras. Hace 150 millones de años este sector del continente tuvo como protagonista varios fenómenos volcánicos de gran intensidad, los cuales arrojaron lava y expulsaban miles de toneladas de cenizas ardientes que sepultaron un gran sector de Patagonia austral. Un relevamiento realizado hace unos años por investigadores argentinos sobre los individuos petrificados del bosque Jurasico mostró la orientación preferencial de las muestras de estudio en sentido Este - Oeste. Una de las hipótesis para explicar la caída de los árboles en esta dirección esta dada por grandes eventos volcánicos que originaron vientos huracanados y produjeron la caída de los troncos hacia la misma dirección. Este fenómeno produjo la petrificación de los grandes árboles que volteo. El proceso de petrificación consiste principalmente en la sustitución de materia orgánica basadas en el elemento carbono (prácticamente molécula por molécula), por moléculas de origen inorgánico. En otras palabras se produjo la silidificación. El resultado de la petrificación es perfecta, ya que nos permite observar todos los detalles del árbol e incluso las formas microscópicas que posee, como por ejemplo se pueden ver los anillos de crecimiento, la corteza, cicatrices de las ramas e incluso las piñas que tenían estos árboles, que, al partirlas al medio podemos observar detalles íntimos como los óvulos e embriones. El hecho de que hallan quedado sepultadas rápidamente por las cenizas, optimizo la fosilización, y no como en la mayoría de los casos, que la materia orgánica se descomponía a la intemperie.

Bennetitales.

Plantas. Eran plantas que evolucionaron en el Jurasico de Patagonia y guardaban ciertas semejanzas con las palmeras, pero median de uno a dos metros de alto. Poco tiempo después este grupo de plantas desapareció de la superficie terrestre  sin dejar representantes vivientes. El hallazgo de restos de polen de esta y otras especies fueron realizadas en la Cuenca Neuquina, en el margen del arroyo Lapa, en sedimentos que indicarían que la región estuvo bajo agua, y cuyos restos microscópicos quedaron preservados en las orillas de las playas existentes en aquel periodo, las cuales pertenecían a vegetación costera del territorio. Se hace imposible pensar que algo tan pequeño como el polen sea tan duradero y que pueda resistir a lo largo de millones de años.

Ginkoales.

Plantas. Durante el periodo Jurasico gran parte de la Patagonia Argentina se diversificaron los gimnospermas. Un grupo de ellos y que en la actualidad tienen un represéntate considerado "fósil viviente" posee hojas iguales a sus parientes primitivos. Es asombroso que este tipo de árbol pudo sobrevivir durante 200 millones de años, a pesar de los dramáticos cambios geográficos y ambientales que sufrió Sudamérica.

Otros vertebrados del Cretácico Argentino: Dinosaurios: Tehuelchesaurus benitezii,

 

 Pioneros | Divulgación | Instituciones | Bibliografía | Turismo | Sitios Web El origen | Grupo Web Boletin | Links | Precámbrico Paleozoico | Triasico | Jurasico | Cretácico | Paleoceno | Eoceno | Oligoceno | Mioceno Plioceno | Pleistoceno | Holoceno | Internacional | Glosario | Antártida | Congresos | Preguntas | Resúmenes | Estampillas | Galería | Correo Web | Ley | Servicios Hemeroteca Noticias I Encuestas

Copyright © 2001-2005. Paleontologia de Argentina Web Site - Mariano Magnussen Saffer. Todos los derechos reservados  .