Make your own free website on Tripod.com
 

PaleoArgentina - www.paleontologia.deargentina.net.ar

Paleontologia de Argentina te invita a recorrir virtualmente el pasado de nuestro pais, por medio de textos e imagenes de gran calidad, convirtiendose en el sitio mas completo de su tematica en toda America Latina. Gracias por tu visita y cualquier duda comunicate con nosotros por correo electronico: paleontologia@deargentina.net.ar o paleontologiaweb@yahoo.com.ar.

I   Volver Principal   I   Comunicate con nosotros   I     Imprimir esta Pagina   I     Bajar la Pagina en Formato Zip   I

 

Periodo Holoceno:

A diferencia de los Periodos Geológicos anteriores, el Holoceno se encuentra representado en prácticamente en todas las localidades del país, en incluso a pocos centímetros de la superficie de las grandes ciudades. Es por ello que hemos decidido no incorporar el mapa ilustrado como en los casos anteriores. El holoceno marca los últimos 10 mil años de historia evolutiva del planeta y la mayor parte de las especies habían desaparecido, pero se hallan los representantes de varias especies que aun habitan nuestro país, entre ellos el hombre.

Fotos e Ilustraciones del Holoceno: Aquí

 

Ctenomys talarum

Mamífero. Es uno de los roedores mas comunes en el registro fosilífero durante la mitad del Pleistoceno y todo el Holoceno y posee semejanza adaptativas iguales a la de un topo. En la actualidad este mismo genero se encuentra representado por unas 55 especies que han colonizado distintos territorios en Sudamérica. Son conocidos por el nombre de "Tuco tuco", en las cuales se encuentran grupos de marcada afinidad morfológica y genética, lo cual señalaría que la diversidad actual deriva de un numero menor de especies pretéritas fragmentadas durante la cambiante historia dinámica y paleo ecológica del Cuaternario. Es una especie originada en América del sur,  con formas extintas cercanamente emparentadas en el Plioceno, cuyo genero es conocido como Actenomys (ver). Su vida esta ligada principalmente a hábitos subterráneos, realizando galerías y cuevas en el suelo, cavando con sus miembros anteriores robustos y provistos de fuertes garras, como así también de sus largos incisivos. Estas galerías eran realizadas a escasa profundidad, con salidas que se encontraban taponadas con material arenoso. Es muy raro que estos animales salgan a la superficie, ya que se exponían a ser capturados por pequeños mamíferos de la época, como por aves rapaces. Su alimentación estaba orientada principalmente a raíces y tallos duros. Su cráneo es corto y robusto y sus dientes son muy particulares, armados por incisivos largos y anchos de color anaranjado y por una hilera de tres molares por mandíbulas de forma semi-lunar. Su cabeza y cuerpo estaban formados por una sola unidad, ya que prácticamente no poseían cuello. Patas cortas y robustas y una cola corta y relativamente ancha. Durante el Holoceno fue un animal muy común y se lo considera un "fósil guía". También se han protagonizado algunos hallazgos arqueológicos en la región pampeana u en patagonia, donde se ha demostrado que los humanos habrían especializado técnicas de captura y su posterior alimentación de estos pequeños animalitos del tamaño de un cuis pampeano o de un cobayo.

Balaenoptera physalus.

Mamifero marino. Los restos de grandes Cetaceos (ballenas y delfines) del Holoceno son poco frecuentes en el registro fosilífero de nuestro país, si bien se han colectado numerosas piezas durante estos últimos años. Estos materiales proceden principalmente de los cordones sedimentarios de conchillas fósiles que se observan a lo largo del litoral marítimo bonaerense, o en las desembocaduras de arroyos y ríos. Balaenoptera physalus fue en antecesor de la actual ballena azul, que habita prácticamente todos los mares. Sus antecesores se originaron durante el Paleoceno mas tardío. Pertenecen al orden de los Misticetos o ballenas sin dientes, las cuales desarrollaron un único sistema de alimentación, consistentes en pequeños animalejos con aspectos de gambas que existen entre el plancton. Sus mandíbulas no poseen dientes al igual que los maxilares, pero de estos últimos cuelgan unos tipos de barbas fibrosas y corneas, las cuales utiliza para filtrar el agua y capturar a sus diminutas presas. Sus restos proceden principalmente de la formación Querandi con una antigüedad entre 10 y 7 mil años.

Canis (Dusicyon) avus

Mamífero. Se trata de un raro canido que habito el territorio bonaerense desde el Pleistoceno superior (Edad Lujanense) hasta el Holoceno tardío, hallado en algunos casos a restos culturales de humanos prehistóricos, pero los paleontólogos creen que habitaron toda la región hasta la llegada de los primeros europeos. El presente genero se lo reconoce fosiliferamente solo en el Pleistoceno bonaerense, mientras que en el Holoceno, se lo encuentra también en la región Patagonica y en el sector austral Chileno. Tenia la apariencia de un lobo moderno y pertenece a la fauna que emigro desde el hemisferio norte. Su alimentación consistía principalmente de pequeños mamíferos y aves de zonas abiertas. Si bien su registro es muy escaso y solo se lo reconoce por restos aislados, es probable que viviera en jaurías organizadas, y vínculos sociales complejos como las formas vivientes. En la Provincia de Buenos Aires, se han hallado asentamientos aborígenes que utilizaban los caninos (colmillos) de estos para usos religiosos. Otros restos significativos fueron extraídos de las excavaciones realizadas en el sitio arqueológico Cueva Tixi y Arroyo Las Brusquitas en el Partido de General Alvarado. La contextura de Canis Dusicyon era muy parecida a la de un ovejero alemán. Estudios realizados por los prestigiosos Paleontólogos Argentinos Walter Berman y Eduardo Tonni, establecieron varias hipótesis sobre la extinción de este canido, sosteniendo que una de las posibilidades fue la hibridizacion de esta especie con Canis (Canis) familiaris, traído de Europa, es decir, que el mismo pudo haber desaparecido por una cruza con el nuevo representante, pero también se sospecha de los cambios climáticos y ambientales durante el siglo XVI.

Eutatus seguini

Mamífero. Fue un dasipodido muy común en el territorio bonaerense, emparentado en cierta forma con el Tatu Carreta. Se registro fosilífero abarca desde el Pleistoceno inferior (2 millones de años) hasta el Holoceno temprano ( 8 mil años), encontrándose en algunos casos, asociados a restos óseos de otros animales por actividad antropica, es decir, que han presentado manipulación por antiguos grupos humanos. Al igual que los armadillos, pose un escudete de placas óseas en su cráneo, conocido también como escudete cefálico. Su coraza dorsal es robusta, y poseía unas 33 bandas móviles que cubrían las dos terceras partes del caparazón. En cada mandíbula poseía de 9 a 10 dientes, los cuales utilizaba para comer carne en descomposición, huevos, larvas, caracoles y algunos tallos. Construían grandes galerías subterráneas, con cámaras amplias para proteger sus crías. Su cráneo era alargado. Sus patas eran cortas y robustas, protegidas por unas enormes falanges ungueales o garras, las cuales, eran justamente utilizadas para cavar.

Lama guanicoe

Mamífero. En la actualidad se encuentra representado por el típico guanaco, que habita principalmente la Provincia de La Pampa y la Región Patagonica. Se pueden hallar restos fósiles de Lama guanicoe desde el Pleistoceno, con cierto parentesco y semejanza al genero Paleolama que ya hemos descrito anteriormente. Su registro desaparece hace solo unos siglos atrás, calculados en el siglo XVI y XVII. Desde la llegada de los primeros grupo humanos cazadores, se convirtió en una presa muy usual, cuyos restos óseos son los mas comunes entre los grandes mamíferos en sitios arqueológicos. En la Provincia de Buenos Aires se han hallado en la localidad de Pehuen-co, un sitio paleoicnologico con numerosas pisadas en las orillas de un paleopamtano. En el Partido de General Alvarado, se han descubierto por ejemplo, un pequeño esqueleto casi completo, el cual fuera capturado y consumido por humanos hace unas centenas de años. Otros hallazgos recientes en Miramar corresponden a la zona de Punta Hermengo, asociados a instrumento líticos, y otros restos mas interesantes en el Arroyo Las Brusquitas. Por lo general, en todos los casos en que los restos de Lama guanicoe aparecen acumulados por manipulación antropica, se trata de huesos largos fracturados, ya que los aborígenes consumían la medula ósea rica en proteínas y grasa. Otra curiosidad reciente, fue el hallazgo de huesos aislados en sedimentos marinos de 6000 años, pidiéndose tratar de un cadáver en descomposición que estuvo en deriva.

Arctocephalus australis

Mamífero. Los arctocéfalos (palabra de estirpe griega, que significa cabeza de oso) forman un género de la familia Otaridos. Presenta el tronco más bien esbelto, la cabeza de mediano tamaño, el hocico bastante largo, bulas timpánicas pequeñas, orbitas grandes, y los miembros tan alargados como pueda tenerlos un otarido. Los representantes machos pueden medir dos metros y medio o poco más. Las hembras adultas a duras penas alcanzan dos metros. Esta especie, en la actualidad se encuentra representado por el mismo genero y especie, que recibe los nombres vulgares de lobo de mar, lobo fino, lobo de Magallanes y lobo de dos pelos. Los arctocéfalos se mantenían la mayor parte de su tiempo en el mar, dedicados a la pesca. La dieta estaba compuesta principalmente por calamares, crustáceos, caracoles y algunos peces. Se alimentaban en alta mar, pudiendo descender a profundidades de 170 metros. En la ciudad de Miramar, se han hallado restos aislados del genero Arctocephalus en sedimentos marinos cuya antigüedad es de unos 6 mil años. 

Rhea americana.

Ave. Rhea pertenece a lo que hoy conocemos como ñandú. Desde el Pleistoceno medio (1,5 millones de años) se vienen registrando restos fósiles de esta enorme ave corredora. En Miramar, el Museólogo Daniel Boh recupero en 1992, un tocón con decenas de fragmentos de cáscaras de huevo atribuida al presente genero, con una antigüedad tentativa de 500 mil años antes del presente, en las cercanías de la Baliza de esa ciudad. Su cráneo era corto, con un pico mediano, deprimido y ancho. Narinas amplias. Cuello largo y angosto, con vértebras cervicales a aspecto mediadamente alargado. Miembros anteriores muy cortos e imposibilitados para el vuelo, mientras sus extremidades posteriores son largas y fuertes, adaptadas para la carrera, con tres dedos y uñas comprimidas. Durante el Holoceno miramarense fueron muy frecuentes. Restos de cáscaras de huevo son hallados en toda la región, pudiéndose rastrear su existencia en el Partido de General Alvarado hasta mediados del siglo XIX posiblemente al igual que en otras localidades bonaerenses. En la actualidad se encuentran protegidas en reservas o campos privados, pero extintas salvajemente en esta parte de Argentina. En La Pampa y Patagonia se las puede observar en grandes grupos. Su presencia en sitios arqueológicos se debe en su mayor parte a que los grupos aborígenes se alimentaban de sus enormes huevos, pero hay poca evidencia de restos óseos.

Felis concolor

Mamífero. Se trata de nada mas ni nada menos que de un puma prehistórico, cuyos registros fosilíferos se remontan al Pleistoceno medio en la Provincia de Buenos Aires, con una antigüedad de 1,5 millones de años. Este enorme felino fue tal vez, el carnívoro dominante durante el Holoceno medio hasta el mas reciente, pero en la actualidad se encuentra desplazado de la región. Se alimentaría probablemente de mamíferos de talla media como los Eutatus, roedores, entre otros, pero incluiría rara vez animales mas grandes, como los ciervos y el ñandú. Se han encontrado restos significativos del presente genero en sedimentos de la formación San Andrés al sur de la ciudad de Mar del Plata y en sedimentos mas recientes del Pleistoceno, mientras que, se han encontrado restos mandibulares y huesos largos de Felis concolor en numerosos sitios arqueológicos de la Provincia de Buenos Aires con una antigüedad aproximada a 2 mil años.

Lagostomus maximus

Mamífero. En la actualidad la especie se encuentra representada por la vizcacha. Durante el Plioceno, vivió un antiguo representante, el Lagostomopsis antiquus, de menor tamaño, pero recién a mediados del Pleistoceno bonaerense han tenido una gran expansión geográfica. Se trata de un genero aloctono, que llego a Sudamérica durante el “Gran Intercambio Biótico Americano”. Su alimentación estaría compuesta principalmente por tubérculos, raíces, hierbas etc. Poseía un cráneo ancho y robusto, con nasales alargados. Bullas timpánicas poco desarrolladas. Mandíbulas con una cresta regularmente fuerte y patas traseras alargadas a comparación de las primeras, acompañadas con tres dedos, de los cuales, el del medio es él mas largo. Realizaban grandes y extensas madrigueras, donde se pueden observar los túneles y recamaras centrales. 

Otaria flavencens

Mamífero. Este enorme animal marino llegaba a medir entre 2 y 3 metros de longitud y las hembras 1,5 m aproximadamente. Estos pinnípedos son muy comunes en la actualidad, ya que se trata del Lobo Marino de Un Pelo. Por diferentes estudios arqueológicos sabemos que los indígenas patagónicos (Tehuelches, Onas, Yaganes y Alacalufes) aprovecharon al lobo marino para su alimentación y fabricación de utensilios, incluso, los indígenas de la Tierra del Fuego los utilizaban para construir canoas: indefensos en tierra, curiosos en el agua, puntuales y predecibles en sus apostaderos, abundantes en carne y grasa tan necesarios en estos climas, fueron siempre una fácil presa para los aborígenes.  Eran  hábiles para encaramarse sobre las rocas y caminar por el suelo, lo que hacen colocando lentamente una pata delante de la otra y dando al mismo tiempo un impulso con la parte posterior del cuerpo; luego se vuelven a levantar apoyándose sobre las patas posteriores, las mueven alternativamente, y así avanzan a una velocidad bastante mayor de la que se les creería capaces. Además consiguen mantenerse en equilibrio sobre los salientes. En Miramar se han descubierto restos de este genero en sedimentos lacustre de Punta Hermengo, y un ejemplar bastante completo proviene de sedimentos del sitio arqueológico del Arroyo Las Brusquitas, con una antigüedad estimada de 3 mil años. Así mismo, al sur de Mar del Plata se pudieron rescatar tres ramas inferiores de esta especie y que fueron preparadas para utilizarlas como arma de puño por antiguos grupos humanos. Otros restos de estos otaridos son hallados con algo de frecuencia en los sedimentos correspondientes a la ingreciones marinas ocurridas entre 10 y 6 mil años antes del presente.

Ozotoceros sp

Mamífero. Este es un pequeño cérvido de unos 70 cm de altura (a la cruz) y probablemente peso entre 30 y 40 Kilogramos de peso. La alimentación de éstos cérvidos es prácticamente desconocida. Solo puede decirse que incluían en su dieta plantas hebáceas verdes, tiernas y brotes jóvenes; los pastos duros y secos, en cambio serian rechazados o consumidos en épocas de escasees, según sus características dentarias. Se han encontrado muy pocos fósiles del presente genero, pudiendo decir que sus primeros registros corresponden a mediados del Pleistoceno, o tal vez antes. En el Partido de General Alvarado, se han encontrado interesantes restos craneanos atribuidos al genero en cuestión, principalmente en la localidad de Centinela del Mar, a unos 60 kilómetros al sur de Miramar, en afloramientos geológicos correspondientes a un antiguo médano “fosilizado” único en la Provincia de Buenos Aires, con una antigüedad estimada en 200 mil años. Sus cuernos eran ramificados al igual que otros integrantes de la familia. El macho, es el único que posee cuernos y unos pequeños caninos en sus mandíbulas, reconociendo este fenómeno sexual como “dimorfismo sexual”.

Fuente: Sitio Web "Miramar Prehistórica - Un testimonio del pasado bonaerense"

 Pioneros | Divulgación | Instituciones | Bibliografía | Turismo | Sitios Web El origen | Grupo Web Boletin | Links | Precámbrico Paleozoico | Triasico | Jurasico | Cretácico | Paleoceno | Eoceno | Oligoceno | Mioceno Plioceno | Pleistoceno | Holoceno | Internacional | Glosario | Antártida | Congresos | Preguntas | Resúmenes | Estampillas | Galería | Correo Web | Ley | Servicios Hemeroteca Noticias I Encuestas

Copyright © 2001-2004. Paleontologia de Argentina Web Site - Mariano Magnussen Saffer. Todos los derechos reservados .