Make your own free website on Tripod.com
 

PaleoArgentina - www.paleontologia.deargentina.net.ar

Paleontologia de Argentina te invita a recorrir virtualmente el pasado de nuestro pais, por medio de textos e imagenes de gran calidad, convirtiendose en el sitio mas completo de su tematica en toda America Latina. Gracias por tu visita y cualquier duda comunicate con nosotros por correo electronico: paleontologia@deargentina.net.ar o paleontologiaweb@yahoo.com.ar.

I   Volver Principal   I   Comunicate con nosotros   I     Imprimir esta Pagina   I     Bajar la Pagina en Formato Zip   I

 

Periodo Cretácico:

El periodo Cretácico comprende un lapso de tiempo entre 135 a 65 millones de años.

 Un aspecto muy importante del Cretácico de América del sur es el proceso de gigantismo registrado en los Sauropodos de Patagonia. Algunos poseen un fémur de 2,5 metros de largo, registrados en la formación Rió Limay y la formación Rió Neuquén, con las mejores condiciones ambientales que permitieron el desarrollo de verdaderos gigantes, en una época muy anterior al Cretácico. El aislamiento geográfico de los supercontinentes Gondwanianos (América del sur, África, Australia, India y Antartida), de los Laurasianos (América del norte, Europa y Asia) esta claramente marcado en los Dinosaurios sudamericanos. La historia evolutiva de los Tetrápodos continentales de Laurasia fue muy distinta a los de Gondwana ya que los componentes básicos de las faunas del Cretácico medio y superior en uno y otro supercontinente acusan diferencias composiciones muy marcadas. Los Dinosaurios Terópodos Gondwanica están mejor representados en América del sur (Argentina) se han hallado ejemplares de distintos tamaños y adaptaciones, que demuestran la biodiversidad. Si bien se han hallado restos de vertebrados Cretácicos en distintas partes del país, la Patagonia Argentina no solo a demostrado estos últimos años que es el sitio de preferencia para los científicos Argentinos, sino que también para el mundo. A principios del Cretácico, Sudamérica comenzó a separarse de África y el agua de los océanos circundantes lleno tal espacio originando un estrecho océano Atlántico. Finalmente en el Cretácico superior se produjo el cierre del mar de Tethys en la región caribeña a causa de la deriva hacia el norte de Sudamérica. Este movimiento genero un arco de islas volcánicas que posteriormente actuarían como vías de dispersión fáusticas entre ambos continentes. Durante este periodo ocurrió un ascenso global en el nivel del mar. La Patagonia austral, en la región occidental quedo cubierta por las aguas, pero las regiones central y oriental permanecieron emergidas. En estas regiones el clima era muy cálido y húmedo. Para esta época el limite entre el clima subtropical y templado se encontraba mucho mas cerca de los polos que en la actualidad, con lo cual en estas regiones las temperaturas eran bastante benignas. Un evento crucial de este periodo y que modifico completamente el paisaje respecto a épocas anteriores fue la aparición de las Angiospermas (plantas con flores). Si bien la separación de Laurasia y Gondwana ocurrió aproximadamente en el Jurasico medio, recién a comienzos del Cretácico se comenzaron los efectos biogeograficos. El largo aislamiento de de Gondwana donde se encontraba la actual Republica Argentina, se desarrollaron comunidades vegetales y animales completamente diferentes a las existentes en otros continentes, los cuales estaban representados por un grupo muy importante de endemismo. En la transición Mesozoico - Cenozoico se produce una marcada caída en la temperatura. América del sur y norte estaban levemente conectadas a través de una cadena de islas ubicadas en la placa del Caribe y que en la actualidad constituyen América central. A través de esta vía pudieron ocurrir intercambios en un sentido entre ambas Américas. 

Fotos e ilustraciones del Cretácico: Aquí 

 

Amargasaurus cazaui.

Dinosaurio. Fue hallado en las proximidades de La Amarga, a unos 70 Kilómetros al sur de Zapala, Provincia de Neuquén. Allí se expone la formación geológica "La Amarga" de una antigüedad aproximada de 130 millones de años. Este Dinosaurio Sauropodo esta representado por un esqueleto muy completo descubierto en 1991 y un segundo ejemplar que aporto numerosa información en 1994, los cual tiene unos 9 metros de longitud. Esta provisto por unas vértebras cervicales con enormes espinas neutrales bifurcadas, las cuales variaban de 50 a 80 centímetros. Esta estructura ósea hipertrofiada de las vértebras, debió ser una buena defensa contra el ataque de las especies predadoras. Algunos autores sostienen que esta especie hallada en el norte de Patagonia es descendiente de Dicraeosaurus del Jurasico superior de Tanzania, África. Los niveles de donde proceden ambos individuos indican un paleoambiente fluvial, con corrientes de agua muy abundante y próximos a la costa marina de esta época. Cómo otros Sauropodos tenia cabeza pequeña, cuello y cola extremadamente alargadas, y extremidades fuertes y robustas. Sus hábitos alimenticios consistían de gimnospermas ( araucarias y bennetitales). Es uno de los Dinosaurios mas llamativos de Sudamérica desde el punto de vista anatómico. En la fotografía de arriba, en la parte superior se puede observar un cráneo y el cuello de Amargasaurus.

Argentinosaurus huinculensis.

Dinosaurio. Es un representante excepcionalmente gigante del grupo Sauropoda. Es sin dudas el animal mas grande que piso la tierra hallado hasta el presente. De este increíble animal se conocen 6 vértebras dorsales, un sacro, un ileon, algunas costillas, una tibia y un fémur. Las vértebras presentan caracteres anatómicos similares a otros Sauropodos de menor talla, algunas tienen 1,6 metros de altura, y el fémur tiene 2,5 metros de longitud. Estas y otras informaciones previamente estudiadas permitieron saber que Argentinosaurus en vida debió medir entre 38 y 42 metros de largo y su cabeza estaría a unos 10 metros del suelo. Su masa corporal esta estimada en unas 80 toneladas. Probablemente los sedimentos que preservaban a este gigantesco animal, correspondían a depósitos fluviales de grandes ríos que habrían sido parte de un ecosistema húmedo, con abundante vegetación y climas favorables para el gran desarrollo de estos reptiles. La presencia de bosques se encuentra representado por la gran cantidad de troncos petrificados que se encuentran desde el sur de la Provincia de Mendoza y el norte neuquino. Algunos investigadores sostienen que este y otros animales con características morfológicas similares, no podrían llevar sus cuellos con esas típicas curvaturas de cisne que observamos en las películas, ya que el corazón de estos animales no tendrían la fuerza para bombear sangre hasta el cerebro que se encontraría a unos 12 metros mas arriba, sino, que estos utilizaban sus cuellos como enormes aspiradoras cretácicas. Se alimentaba de follaje de árboles con tallas considerables. Fue hallado en cercanías de Plaza Huincul en la Provincia de Neuquen. 

Patagonychus puertai.

Dinosaurio. Fue un Teropodo con algunas características de aves, pero también con características propias que indican un tipo adaptativo muy especial. Fue hallado en 1997 en un lugar ubicado a 20 kilómetros al oeste de Plaza Huincul, en la Provincia de Neuquen. Las características anatómicas de estos singulares vertebrados recuerdan a Alvarezsaurus también de Neuquen, y a Mononychus del Cretácico de Mongolia. Las características mas notables de este Dinosaurio aviano, de supuestas patas largas, están en su miembro anterior muy corto y fuerte, con una falange ungueal importante. Los brazos extremadamente cortos con dedos atrofiados, excepto el pulgar, provisto de una garra robusta y poco recurvada. Su tamaño fue de unos 2 metros de largo y se alimentaba de frutos e insectos. Vivió hace 90 millones de años.

Noasaurus leali.

Dinosaurio. Fue un activo carnívoro de tamaño mediano. Se lo bautizo en el año 1980 con base en algunas piezas del cráneo, algunas vértebras y dos huesos de la pata. Tenia una terrible garra curva en las patas, como el Deinonychus y el Dromaeosaurus del hemisferio norte, y la usaba para atacar a otros dinosaurios herbívoros de gran tamaño como Saltasaurus. La garra tenia una ancha curva exterior y una extraña curva granulada en el interior. Esta se encontraba alrededor de un agujero especial cerca de la parte superior de la garra, que debió unirse en un fuerte músculo en el animal vivo. En este músculo se daba gran fuerza a la garra. Las vértebras del cuello semejantes a los de Carnotaurus, sugerentes de un cuello robusto y muy móvil. Noasaurus poseía en el dedo segundo de su pata una garra muy filosa ya mencionada, apta para retener y matar a sus presas, que recuerda a las de los Velaciraptores. Se alimentarían de crías de Dinosaurios Sauropodos y aves enantiornites (aves voladoras primitivas) y su tamaño habrá sido de 1 metro de largo. Los científicos Argentinos que lo estudiaron no pudieron encontrar otro Dinosaurio conocido que pudiera ser su pariente, y argumentaron que pertenece a un grupo completamente distinto y nuevo; los Noasauridos. Es muy interesante observar que los Deinonicosaurios y los noasauridos hallan perfeccionado sus garras al mismo tiempo y por separados, sin tener conexión geográfica posible. Vivió hace 75 millones de años en la localidad El Brete en la Provincia de Salta.  

Antarctosaurus wichmannianus. 

Dinosaurio. titanosáurido de 30 metros de longitud aproximadamente. Vivió en Río Negro y en Neuquén hace un poco más que 80 millones de años. Contaba con cráneo corto pero aplanado en la parte anterior, tenía dientes como tachuelas que sólo se ubicaban en la parte anterior de la mandíbula y que utilizaba para arrancar las hojas y el follaje que deseaba comer. La trituración estaba destinada a las gastrolitas (o piedras estomacales) como en la mayoría de los saurópodos, ya que estos necesitaban comer mucha cantidad de alimento pero sus mandíbulas no estaban diseñadas para triturar.  

Carnotaurus sastrei.

Dinosaurio. Era un Terópodo carnívoro, y fue el primero en su clase en el mundo por poseer dos robustos cuernos frontales que han modificado la anatomía de esta parte del cráneo, teniendo en cuenta que las formas herbívoras eran las que portaban cuernos o pertuverancias notables en su cabeza. Esta característica convirtió a este Dinosaurios como uno de los mas populares en los medios masivos de comunicación, como así también de la comunidad Paleontológica mundial. Poseía un fémur de un metro de largo, debió tener unos 4 metros de alto hasta la cabeza y unos 10 metros de longitud. Era en posición bípeda, con largos, gráciles y al mismo tiempo fuertes extremidades posteriores, en tanto que los miembros anteriores eran ridículamente cortos, atrofiados, pero provisto de una enorme uña. La reducción de los brazos fue mucho mas marcada que en la familia de Terópodos del hemisferio norte, como Tyrannosaurus. El hocico esta decorado por rugosidades y prominencias cónicas, sugerentes de la existencia de una piel áspera y gruesa en vida del animal. Así mismo se logro rescatar una impronta perfecta de la estructura dérmica de esta maquina de matar. Sus presas favoritas pudieron ser los grandes Sauropodos como Chubutisaurus, Limaysaurus y Andesaurus. Tanto como la anatomía craneana y vertebral, como la del miembro anterior y pelvis, nos indica claramente que, aun tratándose de un tipo ecológico compatible a los de Laurasia. La historia evolutiva de esta especie Patagónica siguió caminos muy distintos a los Carnosauria de norte. Por ello desarrollaron anatomías distintivas, muy elocuentes, debido al prolongado aislamiento biogeográfico entre Gondwana y Laurasia durante el Cretácico.  Su nombre significa "toro carnívoro", hallado en la estancia de Sastre, a quien se le dedico el descubrimiento. Fue descubierto en 1984 por un un grupo dirigido por el Doctor José Bonaparte, conocido como "el maestro de la Mesozoica", ya que la mayor parte de los Dinosaurios Sudamericanos fueron hallados y estudiados por él, y es considerado como el mayor conocedor de la Era Mesozoica en todo el hemisferio sur. El esqueleto "tipo" procede de la Bajada Moreno (Pampa Gastre) en la Provincia de Chubut, Argentina. En la fotografía de arriba, en la parte inferior de la misma se puede observar un cráneo y su respectivo cuello del gran Terópodo Carnotaurus.

Patagopteryx deferrariisi.

Ave no voladora encontrada en las bardas de la ciudad de Neuquén. Esta ave cuenta con unos miembros anteriores muy reducidos, pero sus patas  son muy robustas y están adaptadas a la carrera, también fueron utilizadas para la construcción del nido. Era un ave pequeña ya que medía aproximadamente unos 40 cm de longitud y pesaba 3 Kilogramos. Vivió hace unos 85 millones de años.  

Pteraiichnus s.p.

Reptil volador. Es otro ejemplar hallado recientemente y que podría tener algún aspecto similar a los Pterodaustro del Jurasico de San Luis. La única evidencia que existe hasta hoy, son unas lajas pertenecientes a sedimentos costeros en donde quedaron impresas las huellas de este raro animal, lo que no le permite a los Paleontólogos hacer una reconstrucción fidedigna. Las huellas se encuentran depositadas en el Museo de Geología y Paleontología de la Universidad Nacional del Comahue. Los restos fósiles de este animal proceden del Cretácico de la Villa El Chocon en la Provincia de Neuquen, Argentina. Su antigüedad es de 105 millones de años.

Abelisaurus comahuensis.

Dinosaurio. A fines de 1983 fue hallado un cráneo excepcional de un Terópodos carnívoro en niveles de la formación Allen, del Cretácico superior del Lago Pellegrini, próximo a la localidad de Cipolletti en la provincia de Rió Negro. El protagonista del hallazgo fue el Profesor Roberto Abel, fundador y director del Museo de aquella ciudad. El cráneo tiene 80 centímetros de largo correspondiente a un terrible depredador, armado con dientes. Su estudio demostró que representa a una familia endémica de grandes Dinosaurios carnívoros a la que se denomino Abelisauridae, la que estaría integrada además por el notable Carnotaurus comentado anteriormente, los cuales caracterizaban al antiguo continente de Gondwana. La morfología del cráneo que por otro lado es el único resto conocido hasta el momento de esta especie, se aprecian características diagnósticos importantes en la anatomía de la región temporal y preorbitaria, que permiten diferenciarlo claramente de las especies carnívoras de Laurasia y relacionarla, en cambio, con especies de América del sur como Carnotaurus de Patagonia, Noasaurus del sur de Salta, con una especie nueva que se encuentra en estudio hallada recientemente en la India y restos aislados en Madagascar. Algunas de sus presas pudieron ser los Dinosaurios Hadrosaurios como Kritosaurus o Sauropodos Titanosaurios. Si bien no se puede realizar una reconstrucción fidedigna, Abelisaurus llego a tener unos 10 metros de largo y 3,5 de alto. Vivio hace 75 millones de años. 

Aucasaurus garridoi.

Dinosaurio. Terópodo de 7 metros de longitud, 2 metros de alto y un peso de 3 toneladas era un cazador activo, veloz y eficaz. Aucasaurus pertenece a la familia de los Abelisauridos siendo este uno de los más completos registrados hasta la fecha. Se hallo en la zona de Auca Mauhida (famosa por anteriores hallazgos de huevos fósiles, de embriones en perfecto estado y hasta piel embrionaria, llamado por los Paleontologos como Mahuevo).Como es frecuente en los Abelisáuridos, Aucasaurus también poseía algún adorno en su cráneo, una pequeña protuberancia ósea sobre los ojos que no llegaban a ser cuernos.

Giganotosaurus carolinii.

Dinosaurio. Este gigantesco e increíble carnívoro, fue hallado por el Señor Rubén Carolini en las areniscas del Miembro Candeleros de la formación Rió Limay, que se exponen en la zona de la represa de El Chocon, Provincia de Neuquen, Republica Argentina. Gran parte del esqueleto fue hallado, incluyendo el cráneo, el cual, mide  1,8 metros de largo, un numero importante de distintas vértebras, la pelvis, el miembro posterior incompleto y algunas piezas de la cintura espectacular. El tamaño de su cráneo nos demuestra que es el carnívoro mas grande del mundo, lo cual es, por cierto, un merito notable para el registro y estudio de los Dinosaurios de nuestro país y de América del sur. El fémur de Giganotosaurus mide 1,4 metros de largo, y como su posición era bípeda, o sea que caminaba erguido sobre sus patas traseras, debió medir aproximadamente unos 9 metros de alto hasta la cabeza y unos 16 hasta la cola. Los estudios realizados en 1995 concluyeron que se trata de una especie endémica de América del sur, con caracteres anatómicos propios. Aunque la talla y su rol ecológico son comparables al del famoso Tyrannosaurus del hemisferio norte, sus relaciones e historia filogenéticos son muy distintas, considerándolo como convergencia adaptativa o evolución paralela, aunque podrían haber compartido ancestros comunes, que luego siguieron ramas evolutivas aisladas geográficamente. De este modo Tyrannosaurus fue producto de una evolución de Laurasia, y Giganotosaurus de una evolución permanente en Gondwana. Vivió hace 95 millones de años.

Tiranotitán chubutensis.

Dinosaurio. Se trata de un nuevo Dinosaurio presentado por el paleontologo Fernando Novas. Lo llamaron así porque era inmenso, llego a medir  unos 13 metros, carnívoro y caminó por el territorio de la actual provincia de Chubut, Argentina. Eso fue 100 millones de años atrás, durante el Período Cretácico de la Era Mesozoica. El Tiranotitán perteneció a la familia de los cárcarodontosaurios que sólo se desarrollaron en el hemisferio sur. Junto con otras especies, como los espinosaurios, los cárcarodontosaurios se habían extinguido unos 95 millones de años atrás. Sus signos distintivos eran sus dientes afilados con pequeñísimas "montañitas" y unas ciertas prominencias en su lomo que estaban rodeadas de grasa. El clima era muy cálido y aún los casquetes polares no existían cuando Tiranotitán asustaba por la Patagonia.

Gasparinisaura cincosaltensis.

Dinosaurio. Fue hallado por la Paleontóloga Zulma Gasparini del Museo de La Plata en el año 1996. Era un Dinosaurio Ornitisquio que muestra evidentes diferencias con las formas comparables de Laurasia, al punto de que los Doctores Corea y Salgado están estudiando la posibilidad de agruparlo en una familia nueva, la "Gasparinisauridae". Al contrario de otros Ornitisquios ya descubiertos, se trata de un animal de pocas dimensiones,. Su largo desde la cabeza a la cola fue de 60 centímetros y su altura debió ser de 40 centímetros. Su esqueleto presenta la reducción marcada del tamaño de los miembros anteriores con respecto a los posteriores, los que son proporcionalmente fuertes. Las piezas "tipo" de estos Dinosaurios fueron encontradas en estratos geológicos mas antiguos de aquellos que demuestran la invasión de los gigantescos Dinosaurios Ornitisquios de América del norte conocidos como Hadrosaurios o "picos de pato". Se alimentaba de vegetales bajos, como helechos y brotes de coniferas. Sus restos fueron hallados en la Localidad de Cinco Saltos en la Provincia de Rio Negro en estratos de 90 millones de años.

Futalongkosaurus dukei.  

Dinosaurio.Saurópodo, titanosaurio de 35 o 40 metros  de longitud y aproximadamente 15 metros de alto. Se encontró en el Centro Paleontológico los Barreales en la provincia de Neuquén. Se ha rescatado 3 ejemplares muy completos (uno grande y dos pequeños). A pesar de tener un tamaño similar al Argentinosaurus no están estrechamente emparentados entre si. Probablemente Futalongkosaurus como todos los saurópodos  tenían  algún comportamiento del tipo  gregario que les permitía tener una mayor seguridad ante los depredadores que compartían su ambiente como Megarraptor. Estos titanosaurios vivieron hace unos 87 millones de años en lo que era un ambiente  en el cual abundaban lagunas y lagos pequeños que contenían gran variedad de fauna y flora.

Kritosaurus australis.

Dinosaurio. Es tal vez una de las especies mejor registrada y estudiada en la Republica Argentina. Esta muy vinculada al genero Kritosaurus, es de especial significación paleogeografica ya que muestra relaciones muy cercanas con especies conocidas en América del norte, lo cual hace admitir que estos Dinosaurios colonizaron América del sur provenientes del norte, en una época en quien se establecieron conexiones físicas entre América central y el noroeste de América del sur, permitiendo un variado intercambio de faunas terrestres en ambas direcciones. Los esqueletos rescatados permiten saber que tenia 3 metros de altura y 5 de largo. Se alimentaba de hojas y piñas de coniferas. Una adaptación especial se encontraba en el hocico ancho en su extremo, semejante al pico de un pato, apto para arrancar grandes bocados de alimento. Los primeros restos de este animal fueron hallados por un grupo del Museo Argentino de Ciencias Naturales de Buenos Aires, en la localidad de Los Alamitos, en la Provincia de Rió Negro, pero también se han registrado restos de Hadrosaurios en Chubut y La Pampa, mientras que en la Provincia de Salta han sido documentadas numerosas huellas en rocas pertenecientes a antiguas playas costeras de un antiguo mar que cubría parte del Norte Argentino, hace 70 millones de años. 

Unenlagia comahuensis.

Dinosaurio. Fue descubierto y estudiado por el Doctor Fernando Novas del Museo Argentino de Ciencias Naturales en el año 1997. Se trata de un Dinosaurio teropodo con características avianas (ave), hallado a 20 kilómetros al oeste de Plaza Huincul en la Provincia de Neuquen. Los huesos coleccionados de esta especie son muy pocos, pero suficientes para demostrar caracteres pre-avianos muy significativos, como los restos óseos de la pelvis que son comparables a los de la primitiva ave Jurasica de Alemania Archaeopterix. La escápula y húmeros también presentan estos caracteres, y con indicios que podía plegar su brazo, aun cuando era muy reducidos para conformar un ala efectiva para el vuelo. Unenlagia tenia aproximadamente 1,2 metros de la cabeza y 1,7 hasta la cabeza.

Megaraptor namunhuaquii.

Dinosaurio. Terópodo de 6,50 metros aproximadamente. Hasta hace poco sólo se conocía por una garra de unos 27 centímetros, pero el hallazgo reciente de una mano de 70 cm articulada en el Centro Paleontológico los Barreales nos permiten aprender nuevas características de este animal: su garra gigante no estaba ubicada en el pie (similar a los raptores)  como se suponía, sino en la mano, esto no solo cambia de lugar la garra del Megaraptor sino al la de todos los raptóridos y la otra novedad es que según indica la anatomía de la mano del Megaraptor este dinosaurio se incorporaría a la familia de los Carcharodóntidos.  

Notosuchus terrestris.

Cocodrilo. Pertenecia al grupo de los Notosuquios. Tenia un tamaño relativamente chico, no superaba los 1,5 metros de longitud. Su dieta incluía solo pequeños invertebrados que hallaba en los pantanos donde pasaba poco tiempo, ya que los huesos largos de sus extremidades sugieren hábitos mas terrestres. Su hocico era corto y algo ancho, con una hilera de dientes afilados, al igual de los reptiles carnívoros per hacia adentro. Esto ultima característica señala la presencia de mejillas, las cuales, no permitían el derroche de alimento. Fueron obviamente animales muy exitosos durante algún tiempo, ya que aparecen restos con frecuencia en los mismos depósitos donde los Paleontólogos hallan Dinosaurios. La estructura esqueletarías de los cocodrilos primitivos del Cretácico de Patagonia, recuerda fácilmente a los Tecodontes del Triasico ya descriptos. Durante esta periodo existieron varias formas de cocodrilos de la misma talla exhibidos en el Museo de Geología y Paleontología del Comahue, como otro pequeñísimo cocodrilo rescatado por un grupo del Museo Argentino de Ciencias Naturales llamado Comahuesuchus, y otros restos de cocodrilos pequeños pertenecen a la especie Aripesuchus patagonicus hallados en la Villa El Chocon. Los restos de Notosuchus proceden de la formación Rió Negro y Neuquen de norte de la Patagonia Argentina.

Vincelestes neuqueniano.

Mamífero. De tamaño pequeño, con una talla similar a la de un roedor, se trata de un mamífero muy completo y antiguo del mundo. Fue hallado por un grupo de Paleontólogos y técnicos del Museo Argentino de Ciencias Naturales de Buenos Aires, en la formación La Amarga, a 70 kilómetros de la ciudad de Zapala, Provincia de Neuquen, Argentina. Se trata de 6 cráneos completos, asociados a los restos pos-craneanos que son muy significativos para interpretar la evolución de estos micromamiferos de este momento geológico. Poseían molares relativamente avanzados del tipo simetrodonte, es decir, que los molares superiores e inferiores formaban ángulos invertidos para lograr una trituración mejor de los alimentos. Los restos hallados han permitido saber que estas pequeñas criaturas poseían "dientes de leche" y que se reproducían por medio de placenta. Otro sitio Paleontológico corresponde a la localidad de Los Alamitos en la Provincia de Rió Negro, cuyos sedimentos tienen una antigüedad de 75 millones de años. Hoy sabemos que son muy distintos a los mamíferos evolucionados en el hemisferio norte.

Neuquenornirs volans. 

Ave voladora de la ciudad de Neuquén. Según las sinapomorfías del húmero, radio, unla, fémur, tarsometatarso y las vértebras pertenecientes a la región del tórax, Neuquenornis pertenece a un grupo de aves extintas llamadas Enantornites. También podemos decir que según características de el tarsometatarso Neuquenornis pertenece a la familia del cretácico tardío llamadas Avisauridae. Se caracteriza por tener rasgos primitivos en los miembros posteriores y rasgos modernos en los miembros anteriores y cintura escapular notándose así la temprana diferenciación de las aves, en el miembro posterior rasgos primitivos mientras que en el miembro anterior y cintura escapular sufrieron rápidas modificaciones adaptadas para el vuelo.  

Mosasaurus s.p.

Reptil Marino. Fueron unos exitosos animales que se alimentaban de peces y grandes Ammonites. Tenían una diversificación muy importante en los mares del Cretácico tardío, época en que otros reptiles estaban en decadencia, como los Plesiosaurios y los Ictiosaurios. El tamaño de estos ejemplares varían de 9 a 15 metros de largo. Su cuerpo era delgado con una cola ancha y plana que usaba para impulsarse al nadar, ya que sus extremidades se habían transformado en aletas. Sus mandíbulas presentaban dientes cónicos y muy afilados. En nuestro país se han hallado restos de este animal en sedimentos de origen marino, asociado a restos de tortuga y otros vertebrados contemporáneos a este al Norte del Bajo de Santa Rosa, en la región de las salinas ubicado a unos 100 kilómetros al Sudoeste de la localidad de Choele Choel en la Provincia de Rió Negro.

Miolania argentina.

Reptil. Fue una tortuga terrestre de tamaño colosal y comparable a los grandes gliptodontes del Pleistoceno (ver) Su cabeza estaba armada por grandes protuberancias, dos de las cuales se prolongan de manera extraordinaria, semejantes a los cuernos de un buey. La cola no pasaba de percibida, ya que se encontraba protegida por un estuche óseo compuestos por varios anillos imbricados y con protuberancias cónicas. Los primeros restos de esta tortuga fueron hallados en la Provincia de Chubut en el Cretácico superior, pero paradójicamente, el mismo genero fue hallado recientemente en el Pleistoceno de Australia, con casi 70 millones de años entre un ejemplar y otro.

Angiospermas.

Plantas. Se ha preservado una flora excepcional en la localidad fosilífera de Baquero, en la Provincia de Santa Cruz, es que los restos plantiferos se hallan momificados y no como improntas, esto significa que los tejidos de las plantas se han fosilizado de tal manera, que se conservaron las ultraestructuras de una manera casi tan perfecta como un vegetal viviente. Este fenómeno estuvo dado fundamentalmente por intensas lluvias de ceniza volcánica fría de centros en constante actividad ubicados al oeste, formando extensos mantos sedimentarios. Uno de los rasgos mas interesantes de los fósiles de Baquero, es que aparecen por primera vez en todo Gondwana las Angiospermas, las cuales son las primeras plantas que utilizan sus flores para reproducirse, lo que implica, la interacción con insectos polinizadores. Antes de que aparecieran este nuevo grupo, solo existían las coniferas de colores verdes, dando al paisaje monocromia, pero las Angiospermas se extendieron en todos los ambientes y formas como árboles, arbustos, plantas y pastos, los que especialmente en la primavera Cretacica coloreaban toda la región. Esto fue la consecuencia evolutiva que un gran grupo de animales pudieran percibir los colores de plantas y frutos. Estos cambios en la naturaleza no implican sin embargo un determinismo a una meta especifica, sino mas bien, un cambio casual, es decir, al producirse un organismo nuevo con ventajas para vivir en el ambiente que lo rodea, este tiende a reproducirse eficazmente.

Pterodofitas.

Plantas. Este grupo incluye a los vegetales con estructura vascular más antiguos que vivieron sobre el planeta. Los Helechos conforman la parte esencial del grupo y los más antiguos se registran en estratos paleozoicos en todo el mundo. Su ubicuidad y resistencia a condiciones adversas de clima y suelos lo convierten en seres de una plasticidad ecológica extrema, igualada sólo por las angiospermas. Luego de catástrofes producidas por incendios o erupciones volcánicas e inundaciones,, suelen ser, y fueron, los primeros colonizadores de los ambientes arrasados. La gran capacidad de dispersión de los helechos los convierte en excelentes elementos fósiles para realizar correlaciones cronológicas a largas distancias, a escala continental. Durante el Cretácico en la Patagonia, los helechos proliferaron tanto en comunidades boscosas como en las praderas y valles. En general han pertenecido a familias que aún hoy perduran, aunque en menor escala, como las Osmundaceas, Gleicheniaceas o Dipteridaceas. Pero durante este período aparecieron o se diversificaron otros helechos que hoy predominan en nuestras floras, como las Pteridaceas, Cyatheaceas, Hymenophyllaceas, o los "helechos serrucho" que hoy en día adornan nuestros jardines. Los helechos debieron haber cubierto enormes extensiones o terrenos planos ocupando los nichos ecológicos que hoy corresponden a las Gramíneas y otras Angiospermas que a la sazón aún no habían aparecido.

Bennettitales.

Plantas. Las Bennettitales pertenecieron al grupo de las Gimnospermas (plantas con semillas desnudas), fueron netamente mesozoicas (vivieron en la Era Secundaria) y se extinguieron a fines del período Cretácico. En nuestra Patagonia formaron comunidades muy numerosas que convivieron con coníferas y helechos en zonas llanas y abiertas (sabanas). Se las ha considerado antecesoras de las Angiospermas (plantas con flores) por poseer sus estructuras reproductivas características semejantes a las flores actuales. Fueron plantas semejantes a las Cycadales, tenían el aspecto de pequeñas palmeras de 1 a 3 metros de altura, con troncos cilíndricos, columnares o a veces globosos y con pocas o ninguna ramificación. La superficie de sus troncos estaba cubierta por cicatrices o bases foliares (lugar donde se insertan las hojas). Sus hojas eran grandes, con láminas enteras o divididas en foliolos alargados, dispuestas en el extremo superior del tronco formando una corona. Los órganos reproductores se encontraban dentro de conos semejantes a flores insertas entre las bases foliares. Existieron distintos géneros de Bennettitales que se diferenciaron fundamentalmente por la forma de sus hojas. En Patagonia, los géneros más representativos fueron Zamites, Otozamites, Dictvozamites, Pterophyllum y Ptilophyllum.

Coníferas.

Árboles. Las Coniferas fueron y son plantas generalmente arbóreas que alcanzan grandes alturas y suelen vivir en comunidades puras o bien asociadas a otros grupos de Angiospermas. Es uno de los grupos de Gimnospermas más antiguos, reconocido ya en estratos del Carbonífero, y que adquirió gran difusión en el Mesozoico, especialmente durante los períodos Jurásico y Cretácico. Durante el Jurásico y gran parte del Cretácico, fueron los árboles por excelencia como lo demuestran los numerosos testigos petrificados que se encuentran en diferentes latitudes del planeta. En la Patagonia, se halla uno de los ejemplos más espectaculares conocidos en todo el mundo, el de los Bosques Petrificados de la provincia de Santa Cruz, reconocido como Monumento Natural. Esta impresionante acumulación de troncos petrificados, algunos en situación de vida (in situ), cuyos tamaños superan los 30 metros de longitud y los 2 metros de diámetro, confirman que el género Araucaria era el dominante en las asociaciones jurasicas y que los escasos bosques que aún persisten, son descendientes de esas inmensas forestas que habitaron la Patagonia hace 150 millones de años. Otros testimonios espectaculares de su presencia austral son las acumulaciones de "piñas" o estróbilos que se han registrado en varias localidades de esa provincia y que son continuamente saqueados para perjuicio de la ciencia, que pierde así la posibilidad de indagar en las estructuras preservadas con un detalle excepcional. Durante el Cretácico, las araucarias continuaron con su dominio, pero otras Coniferas se diversificaron y también ocuparon numerosos nichos ecológicos. Algunas se extinguieron durante el Cretácico (tal es el caso de las cosmopolitas Cheirolepidiaceas), que producían un polen de estructura única, denominado Classopoliss, mientras que otras aún viven en los bosques andinos-patagónicos, como las Podocarpaceas. La Patagonia siempre fue una región del planeta donde las coníferas dominaron en las asociaciones paleofísicas, como lo demuestran los registros más primitivos del Paleozoico Tardío.

Ginkgoales.

Árboles. Están representados en la actualidad por una sola especie, Ginkgo biloba, ampliamente cultivada en todo el mundo. Son y fueron vegetales arbóreos con hojas características por su forma como abanico y con las venas divididas en horqueta (dicotómicas). Son dioicas, es decir órganos sexuales están en individuos separados, los poliníferos en los masculinos y los ovulíferos en los femeninos. Los óvulos son, en la especie actual, simples pedunculados. Su historia geológica se remonta a la era paleozoica con el hallazgo de diferentes tipos foliares similares a los actuales o mesozoicos, también referidos a la clase. En el Cretácico de la Patagonia, se han encontrado importantes restos de este grupo, con especimenes fértiles, portadores de numerosos óvulos dispuestos en forma compacta (tipo estróbilo) y que se describieron como género Karkenia. Posteriores hallazgos de fósiles similares en otras regiones del planeta, algunas muy alejadas, como Siberia, permitieron establecer una nueva familia, las Karkeniaceas, en homenaje a las formas patagónicas originales. Este fósil demuestra que existió un linaje, hoy extinto, de Ginkgoales que poseían órganos ovulíferos estrobiliformes. Es interesante destacar que en Patagonia encontramos también formas paleozoicas con fructificaciones que han sido referidas al grupo como posible stock ancestral de los linajes mesozoicos.

Otros vertebrados del Cretácico Argentino: Dinosaurios: Xenotarsosaurus bonapartei, Llokelesia aguadagrandesis, Quilmesaurus, Ligabueino andesi, Velocisaurus unicus, Rayososaurus agrioensis, Genyodectes serus, Unquillosaurus ceibali, Alvarezsaurus calvoi, Andesaurus delgadoi, Epachthosaurus sciuttoi, Aeolosaurus rionegrinus, Saltasaurus loricatus, Argyrosaurus superbus, Secernosaurus koerneri, Chubutisaurus insignes, Antarctosaurus giganteus, Rebbachisaurus tessonei, Talenkauen santacrucensis, Anabisetia saldivial, Loncosaurus argentinus, Notohypsilophodon comodoirensis, Patagonychus. Reptiles: Cynodontosuchus.

 Pioneros | Divulgación | Instituciones | Bibliografía | Turismo | Sitios Web El origen | Grupo Web Boletin | Links | Precámbrico Paleozoico | Triasico | Jurasico | Cretácico | Paleoceno | Eoceno | Oligoceno | Mioceno Plioceno | Pleistoceno | Holoceno | Internacional | Glosario | Antártida | Congresos | Preguntas | Resúmenes | Estampillas | Galería | Correo Web | Ley | Servicios Hemeroteca Noticias I Encuestas

Copyright © 2001-2005. Paleontologia de Argentina Web Site - Mariano Magnussen Saffer. Todos los derechos reservados .